Inicio
Negocios
marketing digital

Marketing digital: 7 consejos para vender en turismo utilizando canales digitales

La tecnología se actualiza constantemente, y en ese sentido, el marketing digital brinda herramientas que, bien utilizadas, pueden ser de ayuda para vender.

En tiempos en los que la tecnología juega un rol cotidiano muy importante, el marketing digital aporta técnicas y estrategias muy útiles para la venta online, incluso aplicables al turismo.

En ese marco, Turtech brindó un webinar aportando valiosos consejos a la hora de vender en este rubro mediante el uso de canales digitales. Por ello, te dejamos 7 tips importantes a tener en cuenta para posicionar una marca turística.

1- Identificar y conocer a la audiencia

Es fundamental conocer el público objetivo al cual va a estar dirigida la venta, y para ello, es útil imaginar al cliente ideal al que apunta el producto, con datos como los siguientes:

  • Socio-demográficos (edad, género, residencia, nivel académico, situación profesional, cultura, ingresos anuales).
  • Historia (contando con todos los datos, imaginar una pequeña historia que ayude a visualizar y entender al público objetivo).
  • Objetivos y retos (saber qué le puede aportar los productos ofrecidos para satisfacer sus necesidades).
  • Características personales (imaginar qué hace en su tiempo libre, hobbies, consumo de marcas y estilo de vida, entre otros factores).
  • Comportamiento online (qué redes sociales frecuenta, qué contenido consume e imaginar cómo conoce el producto a vender).
  • Comportamiento de compra.

Con estos datos, se pueden trazar objetivos propios, como saber qué se necesita o qué se busca en este público (vender o fidelizar, por ejemplo) y establecer metas de venta o impacto, entre otros.

2- Diseñar una imagen de marca adecuada

Una vez identificado el público objetivo, es necesario crear una imagen de marca que aporte una identidad, con factores como los siguientes:

  • En caso de no contar con uno, ¿cuál puede ser un nombre adecuado para mi marca?
  • Observando este nombre, ¿con qué colores imagino a mi marca? (se recomienda un máximo de tres colores para que no se pierda la identidad).
  • Tipografía e isologotipo propios.
  • Tener en cuenta qué es lo que la marca busca transmitir (valores, ideas, objetivos).

3- Determinar qué redes sociales utilizar

Cada red social es diferente, y en consecuencia, lo mismo ocurre con sus usuarios. Por ejemplo, Facebook es utilizado generalmente por usuarios mayores a los 35 años, mientras que redes sociales como Instagram o Tik Tok son frecuentadas por públicos más juveniles.

Todas estas plataformas cuentan con sus herramientas para publicitar contenido con la ventaja de que, gracias al propio algoritmo, es compartido con el público objetivo al cual apunta la marca.

Además, estas herramientas aportan datos con los cuales se puede medir el rendimiento de las publicaciones. Es una manera eficaz para que potenciales clientes conozcan la marca.

4- Recolectar feedback y estudiar a la competencia

Identificar competidores directos (con productos o servicios similares) o indirectos (brindan soluciones alternativas a las necesidades de los clientes).

En ese sentido, es aconsejable también buscar dudas de usuarios interesados en productos o servicios similares en redes sociales, ver comentarios en publicaciones de la posible competencia, ver tendencias afines en sitios como Google Trends o indagar en dudas de los usuarios a través de plataformas como Answer The Public.

5- Crear una base de seguidores orgánica

Si hay algo que no se debe hacer en redes sociales a la hora de vender o promocionar alguna página es, por ejemplo, comprar seguidores. Si este número no está compuesto por usuarios verdaderamente interesados en el contenido que uno publica, por más grande que sea la cantidad no sirven, ya que no genera un impacto real en ventas ni en interacciones.

Es preferible la calidad por sobre la cantidad, se puede vender bien de manera online incluso con pocos seguidores. No contar con una estructura sólida genera desconfianza.

6-Establecer una estrategia de contenido

Visualizar qué tipo de contenido atrae y retiene a los clientes, sin repetirlo. Buenas ideas pueden ser videos para las redes sociales o guías de destinos con información detallada en la web de la marca.

Otras estrategias muy utilizadas en redes sociales contemplan acciones de marketing con influencers, colaboraciones con otras cuentas, el uso de hashtags y la realización de concursos o sorteos.

Este es un punto en el cual también funciona mucho tener en cuenta la prueba y el error, para de esta manera determinar factores como qué contenido genera impacto o la frecuencia de publicación. En ese sentido, la constancia es muy importante. No sirve hacer una publicación cada dos semanas, sí quizás cada tres o cuatro días.

7- Utilizar la tecnología para simplificar la experiencia del cliente

Cuanto más deba navegar el usuario para toparse con lo que está buscando, más probable es que se agobie y que la experiencia web no sea la adecuada.

En ese sentido, está muy bien ser proactivo y anticiparse a lo que puede llegar a buscar el cliente teniendo en cuenta el contenido a mostrar, por ejemplo, con un link que conduzca a una web que detalle un viaje promocionado.

Te puede interesar

Brasil: Festuris 2024 se celebrará con o sin el Aeropuerto de Porto Alegre en funciones

Dejá tu comentario