Inicio
Actualidad
SAS

SAS lanzará dos nuevas subsidiarias low cost

La escandinava SAS confirmó que lanzará dos nuevas subsidiarias low cost a principios de 2022, una de ellas operará desde Copenhague.

La dinámica del mercado ha cambiado significativamente durante la pandemia, que afecta a toda la industria de la aviación. Esto significa que SAS debe dar el siguiente paso en el desarrollo adicional del modelo operativo para garantizar que la empresa sea rentable y competitiva ” afirmó SAS en un comunicado. “ Comenzaremos las operaciones con SAS Connect desde Copenhague a principios de 2022 y también evaluaremos la posibilidad de expandir SAS Connect y abrir bases en Estocolmo y Oslo durante el año ”, continúa el texto. Aunque no lo confirmó, es muy probable que utilice unidades de su flota de la Familia Airbus A320, que asciende a 59 unidades. Aunque también dispone y opera vectores aún más pequeños como 15 CRJ-900NextGen y 6 ATR 72.

La noticia de las nuevas subsidiarias se difundió en el contexto de la difusión del balance financiero del tercer trimestre. Los gastos operativos totales durante el trimestre terminaron en US$ 685 millones y los ingresos operativos totales alcanzaron los US$ 641 millones. Las pérdidas, en definitiva, se ubicaron en US$ 82 millones.

En el acumulado anual (en lo que va del año calendario), los ingresos llegaron a US$ 1.500 millones, los beneficios antes de impuestos fueron negativos por US$ 705 millones.

En el texto, se explica que “la demanda continuó aumentando durante el último trimestre del año financiero y, por lo tanto, también aumentamos la capacidad en un 43% en comparación con el tercer trimestre. El número de pasajeros que vuelan con SAS aumentó un 73% en comparación con el último trimestre y el factor de cabina de vuelo alcanzó alrededor del 60%, un aumento de 7 puntos porcentuales en comparación con el trimestre anterior. Pero aún existe incertidumbre sobre cómo se desarrollará la pandemia de Covid-19, y la transformación de SAS debe continuar para adaptarse a la nueva situación del mercado”.

“Es gratificante ver que continúa la tendencia positiva del verano, con un aumento de la demanda y la venta de entradas. Sin embargo, 2021 fue uno de los años más desafiantes en la historia de la industria de la aviación y el futuro sigue siendo difícil de predecir, principalmente debido a los desafíos asociados con la pandemia en curso”, comentó Anko ven der Werff, CEO de SAS.

Cabe recordar que, en los últimos meses, la compañía ha establecido una colaboración con Vattenfall, Shell y LanzaTech para el desarrollo y producción de “combustible de aviación sintético sostenible en producción a gran escala”.

Temas relacionados

Dejá tu comentario