Información para Profesionales de Turismo
Texto
Entrevista
Felipe Bonifatti, Lufthansa: “Nuestra compañía ofrece una experiencia de viaje completa”

A casi un año de su llegada a México como director general para el país, Centroamérica y el Caribe, Felipe Bonifatti destaca la relevancia de la región para la compañía, que ofrece una experiencia de viaje completa para sus clientes y se ha convertido en una gran opción para llegar a otros destinos de Europa y el mundo.

-¿Cuál es la posición de Lufthansa en el mercado mexicano y latinoamericano?

-Lufthansa lleva volando a México 52 años y actualmente ofrecemos vuelos tanto de Ciudad de México como desde Cancún a destinos como Fráncfort, Múnich y Zúrich. Tenemos vuelos diarios desde Ciudad de México a Fráncfort operados con un avión muy moderno, el Boing 747-8, llamado “La reina de los cielos”, con cuatro clases de servicio: Primera, Ejecutiva, Premium Economy y Economy. Operamos también el vuelo de Múnich cinco veces por semana, además de los vuelos de Cancún hacia Fráncfort y Zúrich. Con respecto a Latinoamérica, la semana pasada inauguramos un nuevo vuelo. Las Américas en general tienen una gran importancia para Lufthansa y Latinoamérica en particular (incluimos el Caribe). En él abrimos un vuelo en octubre de Bridgetown, en Barbados, hacia Fráncfort; la semana pasada reinauguramos el vuelo de San Pablo a Múnich y en América del Norte vienen 11 nuevas rutas en los próximos 11 meses.

 

-¿Cómo es el presente de la aerolínea en flota y rutas?

-En las rutas habrá crecimiento el próximo año para esta zona del mundo, es decir, las Américas con nuevos vuelos tanto a Fráncfort como a Múnich, además de Zúrich, Viena y Bruselas, que son los cinco hubs de Lufthansa. Con respecto a flota tenemos órdenes de aviones para recibir más Airbus 350 y Boeing 777X, que viene con una nueva cabina ejecutiva y demás novedades. De hecho, somos el primer cliente de Boeing para este avión, que esperamos en marzo de 2021. De este modo, la flota será renovada para contar con aviones mucho más silenciosos y que consuman menos combustible, de tal manera que sean más amigables con el medio ambiente. Llegamos a 343 destinos internacionales y tenemos 30 despegues por minuto. Contamos con 730 aviones y 221 nuevos aviones de bajo consumo serán entregados desde ahora hasta 2027.

 

-¿Cuáles son las estrategias de la compañía para mejorar la experiencia de vuelo de los pasajeros?

-Si algo cambia constantemente son las expectativas de los pasajeros y Luthansa ofrece una experiencia de viaje completa; eso está garantizado desde nuestra especial manera de entender a nuestros clientes: en alemán no usamos la palabra pasajeros sino huéspedes para hablar de nuestros pasajeros a bordo porque el tiempo que están viajando con nosotros los queremos recibir como huéspedes en casa, con la hospitalidad centroeuropea que caracteriza a los alemanes. Ofrecemos servicios de comida acordes a las necesidades de cada pasajero. Reconocidos chefs y sommeliers están a cargo de nuestros menúes y elección de vinos, y contamos con vajillas especiales. Todo hace que la experiencia gastronómica a bordo sea muy especial. A ello se suma la experiencia de descanso. En la clase Ejecutiva, por ejemplo, ofrecemos camas de 2 m., almohadas y mantas. El sistema de entretenimiento a bordo es el mismo en todas las cabinas; así como el servicio de bebidas alcohólicas para todos los pasajeros en todos los vuelos. Asimismo, en los vuelos largos tenemos siempre snacks y bebidas disponibles durante todo el vuelo para quien desee comer algo fuera de hora. En las cuatro clases tenemos una muy buena relación calidad-precio, pero en la Económica es quizá donde mejor se ve que nuestros clientes obtienen un excelente servicio por el dinero que invierten.

 

-¿Cuáles son las compañías con las que tienen alianzas estratégicas?

-Lufthansa es miembro fundador de Star Alliance, la red global de aerolíneas más grande del mundo. A nivel local tenemos acuerdos con aerolíneas como Aeroméxico e Interjet.

 

-¿Hacia dónde apunta el plan de la compañía en México?

-En México tenemos presencia desde hace 52 años y creo que 2020 va a ser un año de consolidación para nosotros, en el que esperamos seguir teniendo el favor de los mexicanos que nos eligen para sus viajes a Europa, Medio Oriente (un destino muy elegido en Lufthansa), África y Asia. Vemos que nuestros clientes mexicanos cada vez más nos eligen para otros destinos, no sólo Alemania (que es a donde volamos directo), sino también para muchos destinos en Europa y a través de nuestras conexiones vía Fráncfort o Múnich a Medio Oriente y África, y esos son los planes para 2020.

 

-¿En qué posición se encuentra México con respecto a Latinoamérica?

-En Hispanoamérica, Ciudad de México es el destino más importante para el grupo Lufthansa. En Latinoamérica lo compartimos con Brasil, en San Pablo en particular.

 

¿Cuáles son las fortalezas del mercado mexicano?

-Llevo 11 meses en México y he aprendido que es un mercado muy dinámico y moderno, que crece y es muy diverso porque tiene una extensión geográfica muy pocas veces vista con ciudades muy importantes más allá de la capital.

 

-¿Qué opina de la infraestructura aeroportuaria con que cuenta la capital del país? ¿Considera viable el sistema aeroportuario tripartito propuesto por la actual administración federal?

-Lufthansa opera hacia y desde el aeropuerto de Ciudad de México desde hace muchos años y lo hace de una manera muy estable y segura. En algunos horarios la experiencia de viaje para los clientes no es la más positiva porque es un aeropuerto saturado. Nuestro vuelo de Múnich que llega a las 4, cuando está vacío y los trámites de Migración son muy ágiles y al salir del aeropuerto no hay tráfico en Ciudad de México, realmente es una experiencia. Por otro lado, el vuelo de Fráncfort, donde salimos a las 20, es una experiencia distinta. Eso no afecta la seguridad de la operación, pero como operadores vemos la experiencia para los clientes y la nuestra detrás como operador. En el tema de los aeropuertos para el Valle de México, como aerolínea y como grupo pensamos que el compromiso que tiene un gobierno con la infraestructura no es a corto plazo. Es un compromiso que se tiene que asumir para las futuras generaciones. Un gobierno que no invierte en infraestructura a largo plazo es un gobierno que juega con el futuro de sus generaciones, por eso creo que, ya sea un solo aeropuerto o sean tres, la decisión de avanzar sobre inversiones es muy importante. Se puede discutir la ubicación, pero el parar un proyecto y a su vez garantizar un proyecto nuevo habla de la relevancia de tener una infraestructura para las futuras generaciones. Operar tres aeropuertos no es nada nuevo en la aviación. Tendríamos que ver que este sistema de tres aeropuertos en el Valle de México realmente garantice una operación económicamente rentable para las aerolíneas para no tener que ver decisiones tristes. Grupo Lufthansa opera en Ciudad de México con los vuelos de Fráncfort y Múnich y los vuelos cargueros con Lufthansa Cargo; nosotros tenemos muchos pasajeros que llegan al aeropuerto capitalino y continúan a destinos domésticos. ¿Qué necesita Lufthansa para operar en México de manera exitosa y seguir siendo un proveedor de servicios fiel para los mexicanos? Tener todo centralizado en un aeropuerto: operar en un aeropuerto donde podamos tener pasajeros y carga, y conexiones a los destinos domésticos con aerolíneas que hoy tenemos alianzas.

 

-¿Cuál es el valor diferencial de la compañía?

-En Grupo Lufthansa estamos muy orgullosos de ser un grupo muy diverso. Somos 135 mil empleados de 140 países; un 46% son mujeres. Creo que la diversidad cultural y de género es uno de nuestros grandes valores. Somos la única aerolínea 5 estrellas en Europa reconocida por Skytrax. Tenemos el único aeropuerto cin5co estrellas en Europa, que es Múnich. Si alguien quiere una experiencia de 10 estrellas en México tiene que volar a Múnich por Lufthansa.

Otro tema importante es el compromiso con el medio ambiente que tenemos como empresa alemana, con la reducción de la huella sonora y de CO2. La sustentabilidad es económica, por un lado, y medioambiental, por otro. Una empresa a largo plazo sólo puede ser exitosa si realmente tiene en balance a sus empleados, sus clientes, sus accionistas y al medio en el cual opera.