Información para Profesionales de Turismo
Texto
Gestión
Métodos individuales para controlar el estrés en el trabajo

¿Es posible controlar las tensiones que producen situaciones laborales agobiantes? Algunos métodos individuales así lo permiten a través de ejercicios, relajación, el humor y la biorretroalimentación, entre otras acciones.

“No hay estrés en el mundo, solo gente creando pensamientos estresantes y luego actuando sobre ellos”

Wayne Dyer

 

 

En la actualidad existen una gran variedad de métodos individuales para controlar el estrés. Basta con visitar librerías, redes sociales o sitios de Internet para encontrar diversas técnicas en la sección de mejora personal. Entre los métodos más difundidos para controlar este mal de los tiempos modernos por cuenta propia podemos analizar los siguientes:

· El ejercicio: los estudios indican que las personas que se mantienen físicamente inactivas padecen una mayor incidencia de infartos y muerte que las activas. La mayoría de las investigaciones aseguran que el ejercicio físico reduce la depresión, la ansiedad y las fobias en general. Las pruebas de que el ejercicio amortigua el impacto negativo del estrés provienen de tres fuentes: informes anecdóticos, investigaciones controladas de laboratorio y algunos estudios transversales. Los investigadores han llegado a la conclusión de que aquellos que hacen ejercicio sienten menos estrés y tensión, y más optimismo y confianza en sí mismos.

· El relajamiento: así como el estrés es una respuesta de adaptación del cuerpo, el relajamiento es también una respuesta antiestrés de adaptación. Durante el relajamiento disminuyen la tensión muscular, el ritmo cardíaco y la presión sanguínea, y la respiración se torna más lenta. Los estímulos necesarios para el relajamiento incluyen:

-1. Un entorno tranquilo.

-2. Los ojos cerrados.

-3. Una posición cómoda.

-4. Un motivo mental repetitivo.

Existen muy pocas pruebas que den sustento a las investigaciones acerca del relajamiento. Las evaluaciones autoaplicables, la falta de grupos de control comparables y la corta duración de las investigaciones ocasionan problemas en la mayoría de los estudios. Mientras no se utilicen investigaciones mejor diseñadas, los gerentes escépticos harán probablemente muy poco caso a los métodos de relajamiento.

· El humor: algunas investigaciones indican que los niños utilizan el humor para manejar una vida hogareña estresante, que los comediantes profesionales tienen antecedentes familiares llenos de incertidumbre y tensión, y que la risa puede ser una buena terapia para combatir algunas enfermedades.

Un estudio longitudinal examinó el desarrollo del humor en los niños y en él se observó que los que más reían eran los que habían estado expuestos a situaciones más tensas y difíciles. En contraste, los niños a los que se había consentido y protegido de los conflictos mostraron un sentido del humor menos desarrollado. El humor propicia un estado mental que ayuda a olvidar las tensiones.

· La biorretroalimentación: puede desempeñar un papel importante en el manejo del estrés debido a dos razones:

-1. Ayuda a demostrar que las respuestas fisiológicas realmente se pueden controlar a voluntad y que el estrés provoca respuestas fisiológicas.

-2. Proporciona un refuerzo en cuanto a los avances que logre.

El papel potencial de la biorretroalimentación como técnica individual para controlar el estrés se puede apreciar a partir de las funciones corporales que pueden someterse, hasta cierto punto, al control de la voluntad: las ondas cerebrales, el ritmo cardíaco, la tensión muscular, la temperatura del cuerpo, la acidez estomacal y la presión sanguínea.

El estrés afecta a la mayoría de estos procesos, sino a todos. El potencial de la biorretroalimentación radica en su capacidad para inducir a un estado de relajamiento y devolver las funciones corporales a un estado sin estrés.