Información para Profesionales de Turismo
Texto
Actualidad
AEROMAR. Pilotos van por su rescate

Luego de declararse que la aerolínea mexicana Aeromar se encuentra en quiebra técnica y a fin de evitar una situación similar a lo ocurrida con Mexicana de Aviación, los pilotos han informado que se encuentran en una tarea de rescate de la compañía.

“La empresa no ha logrado una inyección de capital lo suficientemente fuerte para que pueda continuar prestando un servicio que se requiere", mencionó el vocero de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), Mauricio Aguilera. Además, anunció que ya se reunieron con las autoridades de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), del Trabajo y de Gobernación para buscar una solución que beneficie a la operación de la aerolínea.

"Vamos a estar con el gobierno federal para que, en afán de sus atribuciones y facultades, de conformidad a la ley de Aviación Civil, pueda junto con Aspa entrar al rescate de una gran empresa de aviación, ya que estamos dispuestos a agotar hasta el último esfuerzo", señaló previo al encuentro.

Reiteró que el problema de fondo de Aeromar es la situación operativa y financiera, así como la falta de interés por parte de la dirección y administración de la aerolínea en acciones concretas para "que puedan salir del boquete económico que manifiestan que tienen".

De hecho, refirió que la compañía tiene un adeudo con ASPA por $10 millones, derivado de conceptos de previsión social al total de los pilotos.

Sobre una inversión de Synergy Group anunciada en 2016 por US$ 100 millones con una participación de 25% de las acciones, interés que aumentó 49%, mencionó que ésta no se ha concretado.

"No hay claridad en una inversión real, que pueda inyectarle capacidad financiera para que eleve su operatividad. Requerimos la intervención del gobierno federal para no dejar morir a la empresa, que prácticamente está en una quiebra técnica", dijo.

De no llegar a un rescate, puntualizó Aguilera, se perdería la conectividad en rutas regionales que solo opera Aeromar como Manzanillo o Lázaro Cárdenas; "es un impacto, se deja incomunicado a lugares que no son atendidos por las otras empresas".

En Aeromar, tras 32 años de competir en el mercado, trabajan 110 pilotos y 200 sobrecargos, generando un total de 1.100 empleos.