Información para Profesionales de Turismo
Texto
Nota de tapa
Despegar abre nuevos caminos con la adquisición de Viajes Falabella

En un movimiento importante para el trade de turismo, Despegar, el gigante regional del canal online incorporó a Viajes Falabella, la división de turismo de la empresa de origen chileno, y con ello pone presión y llama la atención de diferentes actores de la industria.

Dos décadas después de haber visto la luz, Despegar dio un paso clave en su estrategia de liderazgo regional: el unicornio argentino cerró en US$ 27 millones la adquisición del 100% de Viajes Falabella y sus 85 sucursales en Chile, Colombia, Perú y Argentina. Pero pensar que la OTA hasta el momento líder de la región sólo consiguió el medio millón de pasajeros de Viajes Falabella es quedarse obnubilado con la punta de un iceberg.

Es que Despegar también cerró una alianza con Falabella Financiero que le dará un poder de fuego impresionante: más de 6,2 millones de tarjetas CMR activas en la región (es el mayor emisor en Chile y Perú); 2,3 millones de cuentas corrientes con Banco Falabella en Chile, Perú y Colombia; y por encima de los 12 millones de clientes de su división de seguros.

La operación deja mucha tela para cortar, pero primero hay que contarla.

 

AHORA EN EL OFFLINE.

Hace unos años hubiera sido impensable que Despegar se relamiera pensando en tener locales físicos y vendiendo paquetes. Pero últimamente ya no era tan imprevisible, por varias razones. Por un lado, porque la OTA ya le había sacado casi todo el jugo al online. En Argentina tiene cerca del 20% de la cuota de mercado y también lidera con holgura en Chile y otros países de la región. Por el otro, porque son tiempos de concentración y en el camino a la batalla final por el liderazgo Despegar no puede ignorar el paseo de compras de los últimos tiempos de CVC, que en trayectoria inversa (desde el offline) fue adquiriendo participaciones en Submarino en Brasil, Nuevo Mundo en Perú y Biblos (Avantrip incluida) y Ola en Argentina.

En contacto con La Agencia de Viajes, Marcelo Grether, director de Estrategia y Desarrollo de Negocios de Despegar, afirmó: “La omnicanalidad es el nuevo estándar. Y nosotros nos adaptamos a las necesidades de los clientes fortaleciendo los canales según sus preferencias”. Incluso añadió que el expertise de Viajes Falabella en paquetes fue uno de los objetivos en la mira: “Más del 60% de sus ventas están orientadas a paquetes y es justamente ahí donde Despegar busca seguir creciendo”.

En ese sentido, la jugada es por demás interesante. No salió a la pesca de startups o proyectos con potencial ni intentó hacerlo por su cuenta, sino que se quedó en una sola mano de truco de US$ 27 millones con 85 sucursales del principal retail de la región andina. Hasta los competidores de Despegar lo calificaron como un movimiento ajedrecístico.

Consultada al respecto, la country manager de Despegar para Perú, Inés Hochstadter, expresó que la compra busca consolidar su liderazgo como OTA en la región. “Se trata de un acuerdo sólido con una de las instituciones de financiamiento y venta al por menor más grande de América Latina, representando una alianza entre dos empresas líderes de la región”, comentó. Además, resaltó que el expertise de Despegar está en desarrollar innovaciones tecnológicas para los viajeros latinoamericanos y esperan que la transacción impacte en la potenciación de los equipos de trabajo de ambas compañías.
Al margen del significativo paso de Despegar en el mundo offline, algunos analistas del sector también leen la movida como una salida geoestratégica por el Pacífico para compensar los problemas de Argentina y de Brasil. 

 

EL FANTASMA DE LA CONCENTRACIÓN.

Hay que entender que en Chile y Perú, Falabella está entre los líderes de mercado. Con lo cual, el fantasma de la concentración se hizo otra vez visible por el sector de agencias de cada uno de los países alcanzados por la operación.

En concreto, hubo empresarios que se agarraron los pelos de solo pensar como ya no sólo Despegar tendrá condiciones y tarifas diferenciales en la web, sino ahora también las compartirá con las tiendas físicas de Viajes Falabella.

En Perú, Ricardo Acosta, presidente de la Asociación Peruana de Agencias de Viajes y Turismo (Apavit), dijo que efectivamente se trata de un caso de concentración. “Es un caso de abuso de posición de dominio. Es decir, una posición dominante en un mercado emergente. Por lo tanto, se limita significativamente a competidores reales y directos”, expresó. Además, afirmó que la influencia que esta compra tendrá en el mercado de turismo peruano será la creación de una gran barrera comercial que dificultará la entrada de nuevos actores.
Desde Santiago, Paulina Sierra, gerenta general de Hoteleros de Chile AG, coincidió en que la adquisición de Viajes Falabella por parte de Despegar lo que “genera es que cada vez más se vayan acotando los actores relevantes de la distribución e intermediación”. Según la dirigente de la gremial empresaria chilena es una tendencia que seguirá avanzando. “Por supuesto que no me deja de llamar la atención y es una luz de alerta que una industria tan atomizada se vaya concentrando, pero no estamos ni siquiera cerca de lo que ocurre en otros sectores de la economía”, aseveró.

De todos modos, valga la aclaración de que la transacción todavía tiene unos meses por delante para concretarse, incluyendo la aprobación de las autoridades de libre competencia correspondientes.