Información para Profesionales de Turismo
Texto
Nota de tapa
Europa, un mercado inagotable

De los más de 600 mil colombianos que viajaron a Europa en 2018, al menos 400 mil manifestaron al turismo como la motivación principal de su viaje, según cifras de Migración Colombia. Múltiples operadores, mayoristas, aerolíneas, navieras, OTAs e incluso Airbnb, se disputan el turismo emisivo vacacional hacia el Viejo Continente.

Europa está en auge, Europa está de moda. La afirmación ya no parece sorprender a nadie, especialmente cuando las cifras de viajeros colombianos hacia España, por lejos la principal puerta de entrada al Viejo Continente, han mantenido su crecimiento positivo en los últimos cuatro años. Las razones son bastante conocidas: la eliminación de la visa Schengen en 2015 ha sido quizás el evento más importante para el turismo emisivo en Colombia, junto con la también extinta visa mexicana. Desde ese año, el crecimiento de los viajeros nacionales al país ibérico ha sido de doble dígito, llegando en 2018 a los 426.751 viajeros, de los cuales 300.483 manifestaron al “turismo” como la motivación de su viaje.

En general, según el reporte de Migración Colombia para 2018, 633.157 colombianos viajaron a Europa, de los cuales 417.552 manifestaron haberlo hecho por turismo; un crecimiento del 17% frente a los 541.493 que viajaron en 2017 (331.908 por turismo).

Las cifras de Migración Colombia también indican que en 2018 el total de las salidas de colombianos al exterior ascendió a 4.368.162, de las cuales alrededor de 1.500 millones fueron hacia Norteamérica, 1.200 millones hacia Centroamérica y el Caribe, y un millón a Suramérica. De ese total de salidas al exterior, 2.912.578 correspondieron a “Turismo”, según el reporte oficial de la entidad, elaborado con base en la información que entregan los viajeros en el momento de hacer su proceso migratorio.

Así las cosas, las salidas hacia Europa en 2018 por motivo de turismo representaron el 14% del total de las salidas al exterior por este mismo rubro. ¿Mucho o poco? Aunque en términos absolutos el porcentaje es sustancialmente menor al de los viajes regionales, se trata sin duda de una participación excepcional para un destino que hasta hace unos pocos años parecía tan inalcanzable como los viajes turísticos al espacio exterior.

Y es que a diferencia de lo que sucede en los destinos del Caribe, la disputa por el mercado emisivo hacia el Viejo Continente toma matices diferentes por cuenta de la variedad de propuestas, regiones y tipos de viajeros. Se trata de un mercado que apenas empieza a germinar, con algunos visos de masificación y en donde la especialización y el conocimiento del trade parecen ser valores determinantes. No hay duda que todos quieren viajar a Europa, la pregunta fundamental es cómo.

 

CIRCUITOS, UN MERCADO PARA RATO.

Por supuesto, los operadores de circuitos son la propuesta más competitiva y extendida para recorrer Europa, siempre y cuando el agente de viajes perfile adecuadamente al pasajero. Se trata de compañías con una vasta experiencia y una amplísima oferta de planes estandarizados, probados, mejorados, depurados a través de las décadas, lo que les permite ofrecer a sus socios de distribución en Latinoamérica productos a precios bastante asequibles. Esto, por supuesto, va de la mano con la oferta aérea que ha aumentado notablemente en los últimos cinco años. Así, a la presencia comercial en Colombia de operadores como Europamundo, Special Tours, Wamos, VPT, Surland, Travelplan, Panavisión, Trapsatur, Mapaplus, Sato Tours, entre otros, sumado a la operación de Avianca, Iberia, Air France, KLM, Lufthansa, Air Europa y Turkish Airlines, e incluso las grandes ‘carriers’ estadounidenses vía sus colosales hubs en Norteamérica, han creado unas condiciones bastante favorables para crear paquetes competitivos “terrestre + aéreo” en Europa.

“Hay un mercado para Europa que estuvo reprimido por mucho tiempo y por eso, en conjunto con las aerolíneas, empezamos a crear productos muy competitivos para aquellos que van a Europa por primera vez. Hoy pueden acceder a paquetes con cupos aéreos y circuitos de 17 días por Europa, desde $ 7.500 millones”, afirmó Álvaro Aguilera, gerente comercial de All Reps.

“Ahora hay viajes de 10 o 12 días desde $ 8 millones con el tiquete aéreo incluido. Ha sido muy importante también la conectividad aérea de Turkish Airlines, que permite comercializar hoy planes de ocho días en Turquía cuando antes únicamente se visitaba Estambul”, señaló Gerardo Duque, presidente de Viajes Chapinero.

“Hoy en día se está buscando empaquetar el vuelo con el circuito y ofrecerlo en pesos colombianos, con una proyección de pago a cuotas bastante cómodas. A los viajeros se les hace más sencillo proyectarse a pagar un millón durante 10 meses”, afirmó Steve Ramos, de VDT.

 

OJO A LOS CIRCUITOS.

Es importante tener en cuenta que estos circuitos han sido diseñados para visitar muchas ciudades en pocos días, con visitas panorámicas en los atractivos e itinerarios bastante apretados. Se trata de una particularidad importante que debe ser informada y explicada a los pasajeros antes de embarcarse en la aventura, con el propósito de evitar molestias en el viaje. Para muchos colombianos se trata de la forma más competitiva y accesible de cumplir su sueño de viajar al Viejo Continente. Y efectivamente así se está demostrando en muchas mayoristas que tienen a los circuitos de la Europa Clásica entre sus productos más vendidos.

Sin embargo, es preciso tener en cuenta algunos aspectos determinantes para la calidad de la experiencia, como la ubicación de los hoteles, la inclusión o no de la alimentación, así como de las entradas a los atractivos, todo lo cual va sumando al precio inicial del programa a semejanza de lo que ocurre con un tiquete aéreo en una aerolínea low cost. Por ejemplo, alojarse en hoteles en la periferia de las ciudades implica costos extras de desplazamiento a los centros históricos y pérdida de tiempo. De igual manera, algunos operadores incluyen de antemano entradas a algunos atractivos, lo que genera un valor agregado indudable; así como paquetes extras de alimentación que pueden marcar la diferencia y enriquecer la experiencia. Hay que verificar también el servicio de audioguías, ya que su ausencia puede implicar contratiempos en grupos de más de 40 personas.

Ahora bien, si los circuitos a la carrera por cinco países de Europa son una promesa difícil de igualar para un colombiano que viaja a Europa por primera vez, es claro que no agota la oferta de los operadores.

Según Alirio Montenegro, de Innova Mayorista de Turismo, “cada vez más pasajeros hacen destinos especializados como los Balcanes; desde hace cinco años empezó a venderse con mucha fuerza Eslovenia, Croacia, Bulgaria, Bosnia, Serbia y Rumania. Ahora hay gente que solamente hace la zona imperial, que es Viena, Praga, Budapest y Berlín. Hay también mercado para experiencias religiosas con el protestantismo en Alemania; la parte de fiordos y la época de noches blancas en Escandinavia”.

Efectivamente, una vez agotada la Europa Clásica del Viejo Continente, los operadores de circuitos tienen una amplia gama de opciones, que van desde profundizar en un país, hasta cubrir otras regiones de Europa y mas allá, como las combinaciones de Turquía con Rusia, o con el Medio Oriente e India.

 

NUEVOS VIAJEROS Y VIAJAR A LA MEDIDA.

Sin embargo, ¿cuántos de los 417.552 turistas colombianos en Europa viajaron a través de una agencia de viajes? La respuesta ha sido siempre un misterio, pero si hay una certeza y es que no se trata de la totalidad. Hoy la competencia no es solamente entre operadores de circuitos, mayoristas y agencias de viajes, sino contra el incorpóreo Internet, la herramienta preferida de los viajeros más jóvenes, no solo por la preferencia de estos por las OTAs, sino por la posibilidad de armar sus propios viajes.

“Realmente hoy el mercado es muy volátil; estamos viendo todo tipo de viajeros, como los mochileros, que son los jóvenes de 18 a 27 años más o menos, que no van a viajar en un circuito ni van a tomar un tour a las 7. Ellos son el mercado de Airbnb y básicamente se proveen de tiquetes”, afirmó Steve Ramos, del consolidador VDT.

“Ahora hay muchos pasajeros que están viajando por su cuenta y que buscan armar su propio viaje. Las facilidades que tiene Internet es lo que los motiva, tanto para los que tienen experiencia, como para aquellos que viajan por primera vez y no quieren estar ceñidos a unos horarios y circuitos preestablecidos”, señaló Pablo Ballesteros, de Petrareps.

A esta tendencia cada vez más extendida el ‘trade’ parece responder con los llamados viajes a la medida. No es un secreto que una porción del mercado potencial de viajeros a Europa sufre de una suerte de “circuitofobia”, pero para ellos también hay disponibles alternativas para viajar por Europa a su propio ritmo y gusto, y a precios asequibles.

“La tendencia es que las personas armen sus propios viajes y decidan qué quieren hacer. No se trata de imponer el valor de un programa; si la persona tiene $ 6, 8, 10, 12 millones, puede armar su viaje de acuerdo al presupuesto”, afirmó Sonia Hernández, de CTM Consolidator.
De acuerdo con Johanna López, de Fine World, en los últimos meses ha sido evidente el incremento de solicitudes por viajes a la medida: “Ya se atreven a viajar solos a una ciudad específica. Sólo compran los hoteles, traslados y algunas visitas; así sea el viajero turista o de lujo, ya están en esta modalidad”.

La clave de todo, por supuesto, es conocer tanto al pasajero como el destino para proponer y crear verdaderas experiencias. “Hay veces que el pasajero sabe más que las agencias de viajes”, suele decirse en los pasillos y desafortunadamente muchas veces es cierto. El mercado emisivo hacia Europa continuará evolucionando y es preciso que el ‘trade’ evolucione a la par.

 
CRUCEROS POR EUROPA

El 15 de mayo arranca la temporada de cruceros en Europa y las navieras quieren convencer a los colombianos de que los cruceros son una excelente opción para viajar a Europa. Flotar por el Mediterráneo o el Báltico en verdaderas ciudadelas de entretenimiento, no levantarse temprano ni hacer y rehacer maletas, olvidarse de los buses y conocer varios países, son algunas de las promesas de las navieras de cruceros. Según los expertos, el costo total de un crucero (con pre y pos) con alimentación y excursiones, ronda el mismo precio que muchos circuitos terrestres ¡Solo es cuestión de gustos!