Información para Profesionales de Turismo
Texto
Panorama
Todo listo para la Cumbre Mundial de WTTC en Sevilla

El próximo 3 y 4 de abril la ciudad de Sevilla en España será el centro de todas las miradas del sector cuando reciba la cumbre mundial (The Global Summit) del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC), evento que reunirá a 1.300 directivos globales de las más importantes compañías de turismo bajo una agenda estratégica para el futuro de la industria.

 

Sevilla es una ciudad que transpira historia. Por las calles de su casco histórico, uno de los tres más grandes de Europa, pueden hallarse lugares emblemáticos en donde alguna vez departieron y se inspiraron los más grandes poetas y escritores de la lengua española; en su imponente catedral, edificada sobre la antigua mezquita, reposa la tumba de Cristóbal Colón, y justo al lado se erige el Real Alcázar, palacio real aún en uso y una auténtica muestra de la más refinada arquitectura y estética mudéjar.

Estos son solo algunos de los hitos más célebres del conjunto monumental de Sevilla, sin duda el atractivo ancla de la ciudad andaluza y probablemente el principal motivador de viaje de buena parte de los 6,3 millones de pernoctaciones que tuvo la ciudad en 2018.

Sin embargo, para la Alcaldía de Sevilla, presidida por Juan Espadas, la estrategia de desarrollo turístico apuntó, además de los beneficios excepcionales de ser una ciudad patrimonial, a potenciar una oferta diversificada y desestacionalizada, en grandes mercados emisores de turistas con alto poder adquisitivo. De manera particular, la ciudad se centró en Estados Unidos, mercado en donde logró captar el congreso de la Sociedad Americana de Agencias de Viajes (ASTA) en 2016, con excepcionales resultados en el crecimiento de los viajeros estadounidenses en los años posteriores.

La estrategia de captación de eventos, para la cual cuentan con un imponente centro de convenciones, tendrá su colofón en abril próximo cuando el World Travel Tourism & Council (WTTC) o Consejo Mundial de Viajes y Turismo, realice su cumbre global en Sevilla; un propósito que se trazó la ciudad y para la cual aportó € 900 mil más € 300 mil por parte del Gobierno de España a través del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo que preside Reyes Maroto.

Precisamente, para divulgar ante Latinoamérica la ocasión de la trascendental cumbre, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo y la Alcaldía de Sevilla invitaron a un grupo de medios de comunicación de la región a conocer los atractivos de la ciudad, la estrategia de desarrollo turístico liderada por Espadas y que culmina este año, así como los puntos principales de la agenda del WTTC que preside la mexicana Gloria Guevara Manzo.

 

CUMBRE DE CARA AL FUTURO.

La Cumbre Mundial del WTTC se ha posicionado en los últimos años como el evento por excelencia de la industria turística mundial. Como es habitual, el evento de alto nivel atraerá a los mejores ‘speakers’ de los sectores público y privado. En esta ocasión, con motivo de los 500 años de la primera circunnavegación alrededor del mundo, que partió de Sevilla en 1519, la cumbre adoptó el nombre de “Changemakers”, precisamente por los cambios que este hito de la navegación causó en el planeta, similares a las transformaciones que el encuentro quiere abordar respecto a la industria de viajes y turismo. Cerca de 1.300 delegados se esperan en el evento, entre ellos los presidentes y CEOs de las compañías más relevantes y representativas del turismo.

Cabe recordar que el Consejo Mundial de Viajes y Turismo es el organismo que representa al sector privado global. El Consejo trata de facilitar los viajes, así como la sostenibilidad ambiental y el desarrollo de infraestructuras en el marco de una previsión: en 2030 se duplicará el número de viajeros internacionales, por tanto este crecimiento de la industria debe ser considerado de manera sostenible, con seguridad y un enfoque en la tecnología como facilitadora de todos los procesos.

 LA AGENDA GLOBAL DEL WTTC

Integrado por más de 170 presidentes y CEO globales de compañías de la industria de viajes y turismo, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo, lleva una agenda transversal para todos los subsectores del turismo alrededor de tres ejes: Seguridad y facilitación de los viajes; preparación y manejo de las crisis; y el desarrollo sostenible. Al margen de las dinámicas comerciales y negocios de cada compañía, los directivos globales que integran el Consejo trabajan en pro de estos objetivos, no importa si representan compañías hoteleras, plataformas digitales, navieras, proveedores tecnológicos, etc. De igual manera, el Consejo tiene la misión fundamental de medir y documentar el impacto del sector turismo en la economía y generación de empleo mundial. Según el más reciente informe, en 2018 contribuyó con US$ 8.8 billones de dólares a la economía global y logró que se crearan 319 millones de empleos, al representar una de cada diez plazas laborales que se generan en todo el mundo.

En cuanto a los puntos de la agenda, la seguridad y facilitación de los viajes es por lejos el primero en prioridad. De acuerdo con Gloria Guevara, CEO del WTTC, la recomendación es una fuerte inversión en infraestructura de aeropuertos que debe crecer al 100% y en asocio con el sector privado en materia tecnológica, para ofrecer a los usuarios una experiencia sin fricciones. La tecnología biométrica se revela en este punto como el gran avance que permitiría a aerolíneas, aeropuertos y gobiernos optimizar los procesos engorrosos que viven millones de pasajeros alrededor del mundo.

No menos importante es la gestión y manejo de crisis; un punto que parte de la premisa de que las crisis siempre suceden, sean políticas o naturales. Casos lamentables como el de Puerto Rico, en donde más gente murió después del huracán por un manejo inadecuado de la crisis, son las situaciones que el Consejo busca evitar en eje de trabajo del Consejo.

Finalmente, en desarrollo sostenible son varias las iniciativas, desde acompañamientos a los destinos para ayudarlos a planificar el turismo y evitar casos como los de la “turismofobia”, término que fue acuñado en Barcelona; agenda contra el cambio climático; hasta el álgido tema del empleo, bajo la certeza de que en las próximas décadas más de la mitad de los empleos van a desaparecer o a transformarse.