Información para Profesionales de Turismo
Texto
Actualidad
Best Western: nuevas estrategias de desarrollo en Sudamérica

Los directivos a cargo de la región se mostraron entusiasmados con las posibilidades que entregan las nuevas banderas lanzadas por Best Western, que apuntan a la reconversión de hoteles. Asimismo, repasaron la actualidad de cada mercado, hicieron hincapié en el nivel de servicio de las propiedades y refrescaron las ventajas de unirse a la red.

Desde las oficinas de Best Western en Lima, Carlos Achong, director general para Sudamérica, y Víctor Campana, director de Ventas, son los responsables por el éxito y la expansión de la firma en nuestra región. En el marco de la Conferencia Global de BW, celebrada días atrás en Dallas, AV Latam tuvo la oportunidad de dialogar con ellos.

En primer lugar, los directivos mencionaron un pequeño cambio en la actual estrategia de expansión: “Si bien el crecimiento se venía basando en la apertura de hoteles nuevos, ahora nos estamos enfocando más en las conversiones. Contamos con 13 marcas, muchas de ellas corresponden a conversiones, y eso amplía las perspectivas de desarrollo. En Perú, por ejemplo, pudimos incorporar enseguida cuatro hoteles. Entendemos que las nuevas banderas potencian el desarrollo en toda la región”. Cabe indicar que esta estrategia sigue las premisas globales de Best Western, que recientemente ha lanzado las marcas boutique Aiden y Sadie, exclusivamente para reconversiones.

El primer Aiden Hotel abrió sus puertas en octubre pasado en Seúl, Corea del Sur, y el próximo será inaugurado en estos días en proximidades de París. Para 2020 se prevé sumar propiedades a la marca en Tampa (Florida), Fredericksburg (Texas) y Nueva York. Los desarrollos para Sadie Hotel, en tanto, será dados a conocer a la brevedad.

“La diversificación de marcas es una tendencia global, ya que sirven para ajustarse a cada mercado y a cada gusto. Creemos que todas tienen posibilidades de desarrollarse en la región: las hay para ciudades principales, ciudades secundarias, hoteles junto a centros comerciales y otros nichos. En todo caso la más difícil de adaptar sería la marca de larga estadía, pero incluso se podrían hacer desarrollos duales, con propiedades que combinen esta modalidad con el hotel tradicional”, indicó Achong.

 

MERCADOS DISPARES.

Acerca de la penetración de Best Western en los países sudamericanos, los ejecutivos expresaron: “En Brasil hubo un incentivo fiscal y logramos construir ocho hoteles en dos años. Y algo similar ocurrió en Colombia, con la apertura de cinco establecimientos en el mismo plazo. Estamos creciendo en Panamá, Bolivia, Ecuador… Digamos que la zona del Pacífico marcha muy bien, y con las nuevas banderas el desarrollo será más rápido”.

El caso de Argentina, un mercado atractivo por su relevancia, es particular: “Argentina se estaba volviendo interesante, pero con el tema del impacto económico, todo se ha parado. Ahora no hay nadie dispuesto a invertir hasta saber cómo quedarán las cosas. Las devaluaciones han sido muy fuertes, entonces hay que medir bien las deudas en dólares”. Pese a este panorama coyuntural, Achong reafirmó que el país “es una prioridad número uno”: “Buenos Aires tiene mucha hotelería independiente, y con estas nuevas marcas quizás podamos captar interés. Tenemos una propiedad en Bariloche, pero parte de mi objetivo es tener hoteles en cada ciudad principal, y por eso también miramos hacia Córdoba, Mendoza y Rosario”.

A continuación, Campana enumeró las ventajas de pertenecer a la red Best Western: “Los beneficios pasan por la escala, la estructura de ventas y el marketing que un hotel de manera independiente no puede conseguir. Siempre es interesante que alguien más esté vendiendo por ti. Además, la propiedad puede acceder a todos esos servicios a los costos más bajos del mercado”.

En este sentido, Achong agregó que hay que desterrar la idea de lo que Best Western representaba años atrás: “El actual Best Western no es ni la sombra de hace 10 años. Contamos con 13 marcas, contemporáneas y a la vanguardia, ideales para atraer el interés de los pasajeros sudamericanos. Estamos divulgando los nuevos estándares a las agencias y también al cliente final, para que sepan que estamos presentes en 100 países y que dentro de Sudamérica los hoteles, si bien no son tantos, tienen excelente nivel”.

“Cambiar la visión de hace unos años es un trabajo de hormiga, pero cuando los agentes conocen el nuevo perfil de Best Western, quedan encantados. El campo de desarrollo está abierto y las nuevas marcas nos dan más flexibilidad y atractivo”, concluyeron Achong y Campana.

Con casa central en Phoenix, Arizona, Best Western Hotels & Resorts ostenta una red global de 4.200 establecimientos en cerca de 100 países y territorios. Son sus marcas: Best Western, Best Western Plus, Best Western Premier, Vīb, GLō, Executive Residency by Best Western, Sadie Hotel, Aiden Hotel, BW Premier Collection by Best Western y BW Signature Collection by Best Western. Además, recientemente lanzó las franquicias SureStay Hotel by Best Western, SureStay Plus Hotel by Best Western y SureStay Collection by Best Western.

 

www.bestwestern.com