Información para Profesionales de Turismo
Texto
Empresas y Productos
COSTA CRUCEROS. Costa Magica: un recorrido por el Mediterráneo con la mejor experiencia a bordo

La empresa de cruceros organizó un itinerario por el Mediterráneo para profesionales y prensa especializada, durante el cual fue posible experimentar los múltiples atributos y experiencias que despliega el Costa Magica. Ladevi Medios y Soluciones atravesó esa bella y singular experiencia.

Con el firme objetivo de demostrar por qué la embarcación Costa Magica es un destino en sí mismo, Costa Cruceros y Alitalia se unieron para concretar el viaje soñado de un contingente de periodistas y agentes de viajes, en el marco de una aventura plena de sensaciones y al mejor estilo italiano.  
El disfrute del itinerario comenzó en tierra, cuando los integrantes del fam tuvieron la oportunidad de comprobar los jerarquizados servicios de Alitalia en el vuelo directo a Roma.  
La aerolínea de bandera italiana –que ha celebrado sus 70 años de conexión ininterrumpida entre Italia y Argentina– ofrece actualmente un vuelo directo todos los días, que en 14 horas conecta Buenos Aires con Roma a bordo de una aeronave Boeing 777-200 con tres categorías: Magnifica 
(Ejecutiva), Premium Economy y Economy Clásica.    
Asimismo, el contingente tuvo la oportunidad de hacer uso de los salones VIP de la aerolínea, tanto en la terminal de Buenos Aires como en la de Roma, lo que posibilitó optimizar la calidad del viaje, descansar, conocer la exquisita gastronomía de estilo italiano que se sirve allí y los salones destinados a reuniones de negocios.  
El itinerario del Costa Magica –de siete días– incluyó stops en Civitavecchia, Palma de Mallorca, Barcelona, Marsella, Savona y Génova. En cada uno de ellos el contingente obtuvo un pantallazo de la vasta cultura mediterránea, patentizada en sus monumentos, su arquitectura y sus obras de arte, así como su fascinante gastronomía.  
 

EL COSTA MAGICA, UNA EXPERIENCIA EN SÍ MISMA. 

Además de la visita a los mencionados sitios, lo que marca la diferencia en el viaje es el haber atravesado la experiencia a bordo del Costa Magica: se trata de un espectacular navío gemelo del Costa Fortuna, con capacidad para 4.497 pasajeros (incluyendo la tripulación), que comenzó a navegar en 2004, y cuya propuesta se inspira en la riqueza de Italia como destino turístico; inclusive sus cubiertas llevan los nombres de destacados artistas de la península.  
El estilo señorial del navío también recibió la contribución de la Academia de Brera, que produjo una serie de obras de arte bajo la temática de la magia, con las que se engalanaron una de las escalinatas y algunas suites de la embarcación.  
 

GASTRONOMÍA. 

El centro de la vida a bordo se desarrolla en el Gran Bar Salento, con ventanales a ambos lados y espectaculares vistas panorámicas a las cubiertas exteriores.  
Complementan la propuesta la piscina y el jacuzzi, localizados en la zona de la popa.  
En materia gastronómica, el Costa Magica despliega una diversidad de restaurantes con una multiplicidad de opciones, que posibilitan que los pasajeros disfruten de estos espacios en horarios que se alternan y acomodan perfectamente a las actividades diarias dentro del crucero. 
Así, por ejemplo, el Buffet Bellagio –con sus enormes ventanales con vista al mar–, resulta ideal para una experiencia gastronómica informal, a partir de su amplia variedad de propuestas.  
A éste se le suman los restaurantes Lido Positano, Lido Maratea, Burger d'Autore, Costa Smeralda, Portofino, Club Vicenza y Pizzeria Pummid'oro, los que disponen de menúes con alternativas más que interesantes a base de pescados, carnes, verduras, frutas y pastas. Inclusive es posible disfrutar de más de 14 tipos de pizzas: desde las convencionales 100% italianas hasta la especialidad de la focaccia con queso de Liguria. Todo acompañado con la mejor selección de bebidas y un servicio de atención en la mesa extremadamente personalizado.  
A la hora de los postres, la Gelateria Amarillo se erige como el sitio ideal para degustar alguna de las exquisiteces de su vasta propuesta. 
 

UN SINFÍN DE ACTIVIDADES. 

Aunque parezca mentira, tras varios días en altamar no hay lugar para el aburrimiento a bordo del Costa Magica, ya que las actividades varían día a día, hora por hora. Con personal especializado en entretenimiento y múltiples alternativas en diversos escenarios, el Costa Magica es un destino en sí mismo.  
Dentro del navío es posible, por ejemplo, asistir a un impactante teatro con presentaciones en vivo de musicales al mejor estilo Broadway, así como obras líricas, shows de comedia y representaciones del famoso programa “La Voz”.  
Hay, además, un casino dotado de mesas de blackjack, ruletas y máquinas tragamonedas, que hacen todavía más excitante la experiencia del viaje.  
El barco ofrece también diferentes ambientes de bar, que cambian del día a la noche, transformándose en lugares con música en vivo y baile, sin perder su tranquilidad y glamour. Todos ellos son perfectos para disfrutar de diferentes tipos de bebidas: desde una copa de vino hasta deliciosos cócteles, fabulosos aperitivos italianos –entre ellos, el famoso Aperol Spritz–, cervezas y café. 
En materia de actividades, la propuesta del Costa Magica también es amplia. A la hora de buscar relajación, nada mejor que disfrutar del sol y las piscinas; del spa; o de la brisa nocturna, en compañía de un delicioso cóctel; o bien refugiarse en la tranquila biblioteca, o en la cálida capilla a bordo.  
Pero si lo que se desea es llevar la adrenalina al límite, entonces lo recomendable es practicar actividades deportivas, clases de baile, o bien hacer ejercicios en el imponente gimnasio con vista al mar, o en la imperdible ruta localizada en la cubierta, ideal para runners.  
Para los amantes del shopping, en tanto, lo aconsejable es recorrer las tiendas a bordo, que ofrecen desde sencillos souvenirs hasta elegantes joyas y exquisitos perfumes.  
En cuanto a las cabinas, se trata de espacios confortables y totalmente dotados, con balcones privados con fabulosas vistas, e inmejorables espacios para desayunar, disfrutando de la brisa marina y desconectados del ruido cotidiano de las grandes urbes.  
Por último, vale la pena destacar la amabilidad y disposición de la tripulación al servicio de los huéspedes, lo cual facilita y enriquece enormemente la experiencia de cualquier viajero.