Información para Profesionales de Turismo
Texto
Actualidad
La tormenta ya está aquí

La pérdida de vuelos debido a la caída del emisivo se acelera. Los vuelos directos del exterior al interior se reducen y el tema ya preocupa en el marco del Consejo Federal de Turismo.  

Tal como publicáramos el pasado 12 de noviembre, la caída del emisivo está lastrando la oferta de vuelos para el receptivo y, singularmente, la disponibilidad de asientos que conectan directamente el exterior con el interior. Sin duda uno de los estandartes de la Revolución de los aviones. 
Tanto es así que el tema se convirtió en la más reciente preocupación de los funcionarios provinciales de turismo que componen el Consejo Federal de Turismo y que concretó su más reciente encuentro hace un par de semanas. “Desde el CFT se comunicaron conmigo secretarios de Turismo de Salta, Jujuy, Catamarca, Santiago del Estero, La Rioja, Santa Fe, Mendoza y Tierra del Fuego que están muy preocupados porque todo el país está afectado”, comentó en un comunicado Sebastián Giobellina, presidente del Ente Tucumán Turismo. “Cuando gestionamos los vuelos de Latam, por ejemplo, a través del gobernador Juan Manzur, en la casa matriz de la aerolínea en Chile, sus representantes hicieron un plan de negocios a razón de un dólar a $ 17,60 en aquel momento. Así comenzaron los vuelos a Santiago de Chile y a San Pablo”, señaló el funcionario tucumano. “Hoy el escenario arroja un dólar de $ 37,10 y esta política nacional económica hace que sea inviable para las compañías aéreas el poder continuar con estas rutas que permanecerán sólo hasta marzo de 2019”, agregó Giobellina. 
“Imaginate un descampado donde se decide construir un polo industrial, se conecta el predio vialmente, se lo enlaza con un aeropuerto cercano, se lo nutre de servicios básicos de todo tipo, conectividad a Internet de alta velocidad, todo, todo… pero después se decide abrir indiscriminadamente la exportación… ¿cómo lográs que alguien decida instalarse en ese parque industrial a producir?, el trabajo de brindar las condiciones lo hiciste, pero luego le cambiaste el cuadro de situación general”, se quejaba amargamente otro miembro del CFT. La parábola hablaba de las condiciones positivas creadas por la Revolución de los Aviones, pero luego “arruinadas” por la política macroeconómica y monetaria que desembocaron en la devaluación de septiembre pasado. 
 

Los asientos perdidos. 

En la nota de hace dos semanas dábamos cuenta de la decisión de Amaszonas de no volver a Córdoba, ni desde Santa Cruz de la Sierra ni desde Montevideo. También hablábamos de la decisión de Air Canada de volver a dividir el vuelo desde Toronto entre Buenos Aires y Santiago de Chile. A esto se sumó que Copa Airlines redujo frecuencias en sus vuelos a Mendoza y Córdoba por estas semanas (aunque fuentes bien informadas aseguraron que esos servicios se restablecerán en el verano). En el mismo sentido, Emirates bajará del vuelo diario a cinco frecuencias por semana, Sky Airline levantó los vuelos de Santiago de Chile a Santa Fe y Rosario, y Latam (en referencia a lo que comentaba Sebastián Giobellina), anunció que desde marzo pasado levantarán los vuelos a Tucumán desde Santiago de Chile y San Pablo. “Desde la Secretaría de Turismo de Santiago del Estero me llamaron muy preocupados porque el vuelo San Pablo/Tucumán nutre de visitantes al MotoGP que se realiza cada año en Termas de Río Hondo. Las provincias de alrededor se ven afectadas porque tomaban a Tucumán como puerta de entrada y salida de estos vuelos internacionales”, indicó Giobellina. 
Cabe recordar que las cifras de EANA correspondientes a octubre pasado, reflejan que el país ha recibido un 1% menos de vuelos internacionales comparando ese mes de 2018 con su equivalente de 2017. El número de pasajeros cayó un 8% y la ocupación se desplomó un 6%. Como indicáramos hace dos semanas, si se analiza el acumulado de enero a octubre surgen números positivos debido a la performance del primer semestre del año. 
En la misma línea, si se discriminan los vuelos regionales (es decir los internacionales, pero de países vecinos) los números se exacerban. Por ejemplo, el número de operaciones se desploma un 4%, pero el de pasajeros cae un 11% y la ocupación promedio hace lo propio un 6%.  
 

El desbalance. 

El problema primordial y brutalmente sencillo es que los aviones despegan vacíos. El emisivo cayó en torno al 30%. Como indicábamos en la nota de hace dos semanas, las ventas del BSP local de septiembre pasado revelaron una caída interanual del 49%. Y como contraparte, el incremento de pasajeros extranjeros por vía aérea se incrementó apenas un 11,8% en septiembre pasado, como indica la propia Secretaría de Turismo de la Nación. Si bien se trata de “la marca más alta para ese mes de los últimos seis años” y que el acumulado del año muestra un incremento del 6,2% de enero a septiembre, la suba no alcanza y no compensa la caída.  
“Nos dijeron en el marco del CFT que a través del Inprotur van a trabajar para ver cómo subsanar esta situación que se vive en todo el país”, dijo Giobellina.  
Si bien no está dicha la última palabra en esa situación, que se encuentra en plena evolución, no es menos cierto que, por ejemplo, el calendario de ferias de turismo promocionales de este año está terminado y se reinicia recién en enero próximo con la Fitur.  

 
En cifras

–49% 
Cayó la venta de tickets según BSP, en septiembre pasado. 
 
–30% 
Cayó el turismo emisivo. 
 
11% 
Subió el receptivo. 
 
–1% 
Se redujeron los vuelos internacionales hacia la Argentina en octubre. 
 
–8% 
Se redujo el número de pasajeros internacionales hacia la Argentina en octubre pasado. 
 
–6% 
Se redujo la ocupación en los vuelos internacionales hacia la Argentina en octubre pasado. 
 
–4% 
Se redujeron los vuelos regionales hacia la Argentina en octubre pasado. 
 
–11% 
Se redujo el número de pasajeros regionales hacia la Argentina en octubre pasado. 
 
–6% 
Se redujo la ocupación en los vuelos regionales hacia la Argentina en octubre pasado.