Información para Profesionales de Turismo
Texto
Actualidad
Agosto frío para el emisivo

El Indec volvió a registrar una caída en los viajes de argentinos al exterior, esta vez del -12%, que se suma al desplome del 32% de la salida de divisas por turismo emisivo. La otra cara de la moneda en agosto fue el incremento del 7,4% en los arribos de extranjeros.

El Indec dio a conocer la semana pasada los números de arribos de extranjeros y salidas de argentinos en agosto. El termómetro oficial marcó la tercera caída interanual consecutiva del emisivo. Pero con un tráfico un -11,9% menor, el descenso superó con holgura el -4,6% de julio y el -2,6% de junio (cuando había registrado un descenso por primera vez desde febrero de 2015, o sea 41 meses).

Por su parte, la llegada de extranjeros en agosto creció un 7,4%, superando el 6,9% de alza en julio y recuperándose de un leve descenso de junio (-0,8%). Brasil y Chile son los dos mercados emisores que más crecieron, con un 13% de incremento interanual. La llegadas de Estados Unidos y Europa, en tanto, no superaron un alza del 2,5%.

De todos modos, siempre según las estadísticas oficiales, en los ocho primeros meses de 2018 el déficit de la balanza turística profundizó su rojo respecto al mismo período de 2017. Es decir, se pasó de un rojo de 1.440.400 de turistas a 1.540.800. Lo cual se explica fundamentalmente por el mejor primer trimestre de la historia para el emisivo.

 

LA TÉRMICA.

Claramente, la temperatura oficial no refleja la térmica que siente el sector después de la megadevaluación.

De hecho, para muchos sigue siendo sorpresivo que la caída del emisivo en las estadísticas no haya sido mayor, teniendo en cuenta los datos del Banco Central y el BSP.

El MULC del Central -aun con su falencias- refleja mejor algo evidente: fue el encarecimiento de la divisa el que se encargó por sí solo de hacer que la cantidad de dólares destinados al pago de viajes al exterior y otros gastos con tarjetas demandados al Banco Central (BCRA) se desplomara en agosto un 32% interanual (en julio lo había hecho un 23% y un 29% en junio).

Más fiel aun que el Central, son los datos de las reservas de pasajes al exterior vía BSP. La primera caída se remonta a mayo (-3%), seguida de un -25% en junio, un -30% en julio y un -25% en agosto. Y la tendencia a la baja se mantendrá firme hasta fin de año mientras siga la inestabilidad económica actual.

También es justo reconocer que ese desplome se opera sobre números altísimos de crecimiento de los viajes al exterior, que incluso en las estadísticas oficiales fue del 20% en 2017.

 

EL RECEPTIVO.

Como venimos señalando mes a mes, pese a los signos positivos los números del receptivo distan de ser un techo, pero sí marcan una sólida recuperación. En lo que va del año llegaron un 5,5% más de visitantes extranjeros que en 2017. Pero la cifra pareciera no corresponder a la generosidad de la megadevaluación de los últimos meses.

Nuevamente, la térmica también marca otro registro. Los registros de reservas aéreas para los próximos meses son incluso más alentadores. De acuerdo a un estudio del Ente de Turismo porteño, durante el primer semestre en las principales plataformas de viaje crecieron un 30% las reservas aéreas para viajar a la capital argentina entre julio de 2018 y junio de 2019. 

 
En números

-50% cayó en agosto la cantidad de argentinos que viajaron a Chile respecto a hace un año atrás.

son los meses consecutivos que lleva de caídas interanuales el emisivo, después de 41 meses de crecimiento a tasas chinas.

-32% se desplomó el egreso de divisas al exterior por turismo en agosto.

30% aumentaron según el Ente de Turismo porteño las reservas aéreas para viajar a la capital argentina entre julio de 2018 y junio de 2019.