Información para Profesionales de Turismo
Texto
Eventos
La seguridad operacional hizo base en Buenos Aires

La ALTA, la IATA y la OACI concretaron en la Argentina la 9° Cumbre Panamericana de Seguridad, que convocó a más de 160 profesionales de la industria y analizó cuestiones vinculadas al safety en toda la región.

El Hotel Panamericano, de la Ciudad de Buenos Aires, fue la sede elegida para la realización de la 9° Cumbre Panamericana de la Seguridad Aérea, organizada en forma conjunta entre la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA), la IATA y la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

“En la ALTA estamos muy complacidos con la asistencia al Safety Summit, por el valor de las discusiones y las ideas presentadas y, principalmente, por el compromiso de los diferentes sectores en la industria para trabajar en la consecución de un objetivo común: mitigar los incidentes aéreos y ofrecer a los pasajeros el medio de transporte más seguro y eficiente. Agradecemos a los aliados y patrocinantes que hicieron posible este evento, a los Estados y organizaciones, y al Ministerio de Transporte de Argentina por ser el anfitrión en Buenos Aires y un aliado importantísimo en la implementación de iniciativas que eleven los estándares de seguridad en la industria”, comentó Luis Felipe de Oliveira, director ejecutivo de la ALTA.

Carlos Cirilo, Regional Director Safety & Flight Operations para las Americas de la IATA, consideró que “la seguridad es un trabajo en equipo. Mientras celebramos el 10° aniversario de la fundación del RASG-PA (Regional Aviation Safety Group-Pan American), no solo celebramos una década de exitosa colaboración, también aprovechamos la fecha para reanudar nuestro compromiso con el grupo para juntos conseguir que la región llegue a los más altos estándares de seguridad operacional”.

Finalmente, Oscar Quesada, subdirector regional Suramérica OACI, reflexiónó: “El ALTA Safety Summit se torna aún más relevante como un espacio colaborativo para el intercambio de información sobre seguridad operacional, y como una oportunidad única donde reafirmamos los valores del RASG-PA en cuanto a toma de decisiones en colaboración, identificación de riesgos basados en datos y donde los reguladores participan a un mismo nivel con la industria. Hoy después de 10 años de operación del RASG-PA, celebramos el 9° Panamerican Safety Summit, con una mayor motivación para seguir posicionando a nuestra región como líder mundial en seguridad operacional y tomando muy en serio las vulnerabilidades, para aprender sobre ellas e implementar las mitigaciones de riesgos que demanda la sociedad. Una buena percepción sobre la seguridad operacional en el público es un pilar fundamental para el continuo crecimiento de nuestra aviación y para incrementar la conectividad tanto interna como en el mundo entero”.

 

El desarrollo de los CST en la región.

Desde hace varios años prima en la seguridad operacional el criterio de trabajo coordinado y en equipo. Se trata de un enfoque integrador, opuesto al viejo esquema donde la autoridad fija normas y espera que el operador privado las cumpla. Este nuevo paradigma tiene que ver con el RASG-PA (Regional Aviation Safety Group-Pan American) pero sobre todo con los CST (Collaborative Safety Team), que se conforman a nivel país integrando a todos los actores involucrados, desde gobiernos hasta compañías aéreas, pasando por los gestores de los aeropuertos y demás protagonistas. Hasta el momento, solo dos CST están activos y trabajando en nuestro hemisferio, el de Estados Unidos y el de Brasil. Hay una larga nómina integrada por Canadá, México, casi toda Centroamérica (a excepción de Panamá), Colombia, Argentina y Chile, donde se encuentran en desarrollo los respectivos CST. Tras consolidarse en estos países se introduciría el concepto en un tercer grupo conformado por Panamá, Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia, Uruguay, Paraguay y las Guayanas (Guyana, Guayana y Surinam).

 

Una edición singular.

La agenda de la Cumbre, más allá de la ceremonia de apertura formal, comenzó con el análisis de funcionamiento, casi como un balance de los Grupos Regional de Seguridad Operacional de la Aviación (RASG’s). De ese panel participaron Carlos Cirilo, en su calidad de presidente del RASG-PA (Pan American); Gerardo Hueto, subdirector del RASG-APAC (Asia-Pacifico) y Haydar Yalcin, director general de la DGAC (Dirección General de Aviación Civil) de Turquía.

Hablábamos de una edición singular de la Cumbre, porque en este año se cumple el 10° aniversario de la fundación del RASG-PA y ese fue el eje del segundo panel del encuentro, del que participaron Wagner William de Souza Moraes, superintendente de Estándares Operacionales de la ANAC Brasil; Javier Martínez Botacio, director general de la ACI-LAC (Airport Council International-Latin America & Caribe); Germán Díaz Barriga, de Ifalpa (International Federation of Airlines Pilots Association); Mark Miliam, vicepresidente técnico de Flight Safety Foundartion; y Oscar Quesada, director regional encargado de la Región Sudamericana de la OACI.

Tras el almuerzo se analizó el impacto de la infraestructura en la Seguridad Operacional, cita de la que participaron Luis Gafaro, director de Desarrollo Comercial de NavBlue; Roberto Gómez, gerente de Seguridad Operacional de la EANA (Empresa Argentina de Navegación Aérea); Ezequiel Barrenechea, director de la Corporación América; y David Garcés, director de Seguridad de Sky Airline.

Tras la ya destacada reunión para analizar el devenir de los CST (Collaborative Safety Team), se realizó la última charla técnica de la primera jornada, referida a la seguridad en pista, del que participaron Christopher Barks, director del Hemisferio Occidental de la FAA (Administración Federal de Aviación de Estados Unidos); Augusto Herrera, asesor de seguridad de la ALTA; Esteban Mendoza, COO (Chief Operative Office) de la EANA; y Nahuel Tomassini, director de Aeródromos de la ANAC Argentina.

 

La última jornada.

Finalmente, el miércoles, comenzó con un panel sobre los Equipos de Seguridad en el Área Comercial, a cargo de Al Madar, director administrativo de Seguridad, Cumplimiento de Operaciones y CAST de American Airlines. A continuación, el programa continuó con la charla “Mejorando las operaciones y la seguridad aérea de las aerolíneas mediante el uso de la tecnología”. Los disertantes fueron Jorge Robles, director de Seguridad Aérea de Avianca; Fernando Dos Santos, director de Ventas para las Américas de Rockwell Collins; Dan Guzo, director de Seguridad Aérea de Gol Linhas Aéreas; y Jim Mulkins, director de Ventas de Aviónica de Honeywell.

Uno de los últimos paneles se refirió a la posibilidad de encuadrar a los operadores no certificados dentro de los RASG-PA, y estuvo a cargo de Pamela Suárez, presidenta de la JIAAC (Junta de Investigaciones de Accidentes de la Aviación Civil) de la Argentina; Dan Ramírez, director de Seguridad Operacional de Xojet; Geraud de Rivals-Mazeres, director regional de Seguridad de Vuelo de ATR; Francis Regis, director general de Aviación Civil de Trinidad y Tobago; y Robert Ruiz, director adjunto de Normas de Seguridad de la FAA.

El cierre del encuentro incluyó una presentación de Argentina y sus cambios recientes en material aerocomercial, y unas palabras a cargo del director ejecutivo de la ALTA, Luis Felipe de Oliveira.

 
Aireon, nuevo miembro de la ALTA

En vísperas de la Cumbre, trascendió que la empresa Aireon se sumó como nuevo socio de la ALTA. La compañía se convirtió hace pocos meses atrás en el primer proveedor mundial de un sistema de vigilancia dependiente automática. En definitiva, Aireon espera poder suministrar a la industria a un costo muy competitivo, vigilancia ATS en tiempo real, mediante informes ADS-B (Vigilancia Dependiente Automática) en todo el mundo, incluidas las vastas regiones no radarizadas del globo. “Estamos muy contentos de dar la bienvenida a Aireon, una compañía de tecnología avanzada para la vigilancia del tráfico aéreo. La seguridad es la prioridad número uno de la ALTA, y Aireon proporcionará una gran cantidad de información y recursos tecnológicos para monitorear la actividad aérea y elevar los estándares de seguridad en nuestra región. La eficiencia es otra prioridad para la ALTA, y como nuestra región tiene acceso a tecnologías más eficientes en términos de costo y rendimiento óptimo, lograremos un transporte aéreo más eficiente”, comentó Luis Felipe de Oliveira, director ejecutivo de la ALTA.