Información para Profesionales de Turismo
Texto
Empresas y Productos
REPÚBLICA CHECA. Múltiples celebraciones en un año de aniversarios

En medio de tres aniversarios históricos, el país europeo esta dando a conocer una serie de actividades culturales y puntos de interés turísticos para conmemorar la primera centuria desde la independencia.

Un año cargado de celebraciones se apresta a vivir la República Checa, no sólo porque cumple 25 años desde que se separó de Eslovaquia y 50 años de la Primavera de Praga, sino que está celebrando 100 de independencia del imperio austrohúngaro.

Petr Lutter, director para América Latina de la Oficina de Turismo de República Checa, señaló que “en 1918 finalizó el imperio austrohúngaro, dando inicio a Checoslovaquia. Lo celebramos porque estuvimos más de cuatro siglos bajo el imperio austrohúngaro, por lo que queremos dar a conocer los últimos 100 años de nuestro país, tanto sus obras arquitectónicas como hitos políticos, la historia y principalmente entregar otra mirada de los destinos turísticos”.

La República Checa es reconocida por su arquitectura funcional de los años 20 y 30. Al respecto, Lutter puso como ejemplo la Villa Tugendhat (Brno), que se encuentra entre los íconos mundiales de la arquitectura residencial y que además es Patrimonio de la Humanidad. “No es que vamos a cambiar los destinos que la gente conoce y que tradicionalmente promocionamos, sino que le vamos a dar a conocer los lugares tradicionales de los últimos 100 años, como es el caso de Pilsen, que es reconocida como una ciudad cervecera y que pocos saben que  alberga impresionantes obras del arquitecto Adolf Loos, como las casas de los empresarios de los años 20 y 30, y que por sus formas parecen construcciones modernas siendo que casi cumplen 100 años”.

 

ENTRETENIDAS OPCIONES PARA DESCUBRIR.

Pero no sólo es la arquitectura de los últimos 100 años que está promocionando el país europeo. “También estamos presentando actividades culturales como el Festival Primavera de Praga, que es el festival de música clásica más reconocido a nivel internacional del país, el cual fue fundado en los años 40, al igual que el Festival de Karlovy Vary”, dijo Lutter.

En este sentido, el director de la Oficina de Turismo destacó que la República Checa cuenta con marcas de nivel mundial: “Hablando de marcas, Bata es una de las empresas clásicas de República Checa. La primera fábrica se fundo en Zlín, la que transformó la ciudad, principalmente porque su fundador, Tomáš Baťa, construyó colonias para sus trabajadores. Asimismo, una de sus particularidades era que su oficina en el edificio estaba en un ascensor, con el objetivo de poder controlar cada piso de la fábrica. Skoda es otra y tiene sus museos. Queremos contar las experiencias de los empresarios emblemáticos y sus historias en estos 100 años”.

Entre los imperdible poco conocidos que destacó Lutter está la torre de televisión de Žižkov, el edificio más alto de Praga. “Esta torre tiene un restaurante panorámico y uno de los hoteles más exclusivos del mundo, que tiene sólo una habitación de lujo con impresionantes vistas de la ciudad”, agregó el ejecutivo.

“Este tipo de curiosidades vamos a potenciarlas junto a nuestros tradicionales destinos, con el objetivo de dar a conocer cómo hemos evolucionado en estos 100 años. Más allá de ver los puntos históricos, queremos que los visitantes también conozcan lugares más contemporáneos que son únicos”, finalizó Lutter.